Stopcovid.io transforma el sector social frente a la crisis del COVID-19

La iniciativa pone a disposición de oenegés y entidades del tercer sector una tecnología que visibiliza los proyectos, permite hacer un seguimiento de las donaciones y de su impacto y fomenta el trabajo colaborativo y la eficiencia.

01/06/2020

Parece que la solidaridad de nuestra sociedad no está en cuestión. Situaciones como la que vivimos en momentos como el actual, con la crisis sanitaria, social y económica generada por la pandemia del COVID-19, nos ponen a prueba: los ciudadanos nos agrupamos solidariamente alrededor de las grandes causas, de las necesidades más urgentes a cubrir, cooperando, actuando con responsabilidad y donando dinero y recursos. Pero ¿cómo lo hacemos? ¿Qué estrategia seguimos? ¿Qué garantías buscamos?

Mayoritariamente nos comportamos como lo hacemos en cualquier actitud de compra o de contratación de servicios. Queremos visualizar el valor tangible de nuestra inversión y saber qué nos reportará, qué nos vendrá devuelto. Además, nos satisface ver que no estamos solos, que otros “consumidores” apuestan por la misma causa (producto), y valoramos que “juntos somos más fuertes”, juntos sumamos más. Apreciamos que, entre todos, damos de comer a miles de niños, que unidos construimos hogares para muchas familias, que nos podemos satisfacer de escolarizar a unos cuantos pueblos de zonas subdesarrolladas o que erradicamos el hambre de un país que no sabemos ni ubicar en el mapa.

Las grandes oenegés y entidades internacionales reciben la mayor parte de las donaciones de gobiernos, corporaciones y ciudadanos. Pero ¿cubren estas organizaciones sociales todas las necesidades? ¿hay causas desatendidas? La sociedad de la globalización ¿globaliza también la solidaridad humana alrededor de los grandes problemas compartidos? Los pequeños retos locales, las invisibles causas específicas quedan demasiado a menudo al margen de este mercado de la cooperación. ¿Qué papel juega la información y el conocimiento en este comportamiento colectivo?

El acceso a recursos y datos necesarios por parte de los pequeños agentes sociales es clave para salir de su propia crisis, una situación de vulnerabilidad que se agudiza cuando irrumpen en nuestra sociedad, como ahora, grandes desafíos que polarizan las donaciones. Muchas pequeñas oenegés están perdiendo aportaciones y recursos cuando son más necesarios, cuando sus beneficiarios necesitan más ayuda que nunca. Además, ven reducida también la visibilidad de su labor y a menudo no tienen capacidad de reacción ni manera de evaluar y dar a conocer el retorno de su acción. Por suerte, buena parte de las grandes entidades sociales traspasan parte de su activo económico a otras más pequeñas pero especializadas para que lo gestionen.

Stopcovid.io
Pero son proyectos como el emprendido ahora, entre otros profesionales, por Arancha Martínez, Premio Fundación Princesa de Girona Social 2018, los que transforman las cosas, generando un gran impacto positivo en cadena. #StopCovid ha llegado ahora, pero para quedarse.

En un sector social que adolece como hemos visto de grandes diferencias, con proyectos de diversas dimensiones y a distintas velocidades, poder compartir información entre todos mejora la eficacia de las acciones, y poner de manifiesto el retorno de las donaciones, con métrica y transparencia, supone un éxito sin precedentes. The Common Good Chain es una entidad que aprovecha las ventajas que nos ofrecen las nuevas tecnologías para dotar a las organizaciones sociales y a los donantes de las herramientas necesarias para conocer el impacto de cada acción solidaria.

Esta empresa social ha puesto ahora a disposición de todas las entidades sociales que trabajan para mejorar la situación de los colectivos más afectados por la crisis del Coronavirus la plataforma Stopcovid.io. Basada en la tecnología blockchain, permite una gestión de las donaciones de manera sencilla, transparente y totalmente trazable. Así, todos los ciudadanos, empresas e instituciones (públicas o privadas) podrán donar a causas sociales con la garantía de que los proyectos proceden de entidades reconocidas legalmente y con capacidad de gestión, y podrán hacer además un seguimiento detallado de las iniciativas.

Para Arancha Martínez, cofundadora del proyecto, las entidades sociales son las que están más preparadas para liderar un cambio social necesario después de la presente crisis: “Conocen las necesidades y son quienes deben ayudar a donantes públicos y privados a gestionar su filantropía y sus inversiones”. El sector persigue desde hace años la profesionalización, para la cual digitalización y transparencia son piezas clave. La iniciativa Stopcovid.io y su tecnología suponen un paso de gigante para ello.

Cuatro premiados de la Fundación con Stopcovid
Cuatro premiados de la Fundación Princesa de Girona ya han apostado por incorporar en sus respectivos proyectos esta nueva plataforma tecnológica: Felipe CamposHéctor ColungaBegoña Arana y Guillermo Martínez.

Felipe Campos (Premio FPdGi Social 2013) es fundador y director de la Asociación Educativa Ítaca, una entidad que ha vertebrado en los últimos años una serie de proyectos sociales destinados a la mejora de vida de la infancia, la juventud y las familias del barrio de Collblanc-La Torrassa (L’Hospitalet de Llobregat. Barcelona). “Las entidades locales presentes en los barrios son el centro de la solución tras una crisis. En el presente contexto de dificultades y extrema incertidumbre que atravesamos y que está por venir, las entidades locales deberían suponer un eslabón fundamental de la respuesta que se debe armar frente a una crisis que será enormemente exigente”. Además, para Campos “las entidades locales tienen un patrimonio social y una agilidad en las respuestas que las hacen imprescindibles en el cambio social que tanto necesitamos en la lucha contra la exclusión social”. “El debate no está en si una entidad es grande o pequeña, sino en la capacidad de incidencia, la excelencia en el trabajo y la capacidad de generar impacto social”, concluye.

Para Héctor Colunga (Premio FPdGi Social 2015), director de la entidad gijonesa Mar de Niebla, en la que desarrolla un proyecto comunitario global de lucha contra las desigualdades y la pobreza, la crisis ha puesto de manifiesto lo importante que son las redes de proximidad, desarrolladas desde los territorios y las necesidades comunes. “Esto choca con la falta de reconocimiento y promoción de modelos de este tipo en nuestra sociedad. Administraciones y ciudadanía tienen ahora en su mano promover un cambio que fortalezca redes comunitarias de respuesta rápida y orientadas a la transformación”.

Poner el foco en la causa
Además de en las entidades, Stopcovid.io pone el foco en las causas y en el impacto de los proyectos. La implementación de la plataforma permite identificar si hay varias organizaciones promoviendo un mismo proyecto y facilitar la colaboración y la gestión conjunta de fondos entre ellas. Para Martínez “colaborar entre nosotros es esencial para ser más eficientes en un sector a menudo fragmentado. Gracias a esta tecnología, todos los participantes, desde el donante hasta el beneficiario, pueden interactuar en un entorno de confianza”.

Los donantes que se registren pueden acceder a la descripción de cada proyecto, sus objetivos, el impacto previsto, los plazos de ejecución y las necesidades de financiación, y pueden hacer también un seguimiento detallado de cada iniciativa o recibir, por ejemplo, información personalizada de los resultados que se van generando.

Felipe Campos detalla lo que Stopcovid ha representado para Ítaca: “Visibilidad, credibilidad y capacidad de incidencia. Una plataforma como esta, junto a otras instituciones, nos permite hacer una llamada a la sociedad civil, a la responsabilidad social corporativa y a dar forma a las alianzas privadas y sociales. Para nosotros ha sido clave y estamos muy agradecidos por la oportunidad”. Héctor Colunga pone el acento en la tecnología y la transparencia que aporta esta nueva plataforma: “La sostenibilidad debe ir de la mano de la transparencia y la transformación social. No se trata de fortalecer modelos asistenciales, se trata de cambiar nuestra realidad”; y añade: “Stopcovid supone poder contar con tecnología y espacios que permitan visibilizar y fortalecer programas y proyectos reales para ir construyendo una «nueva normalidad», la cual ponga el foco en modelos sociales y relacionales arraigados y solidarios”.

Stopcovid.io es un proyecto de innovación social diseñado y desarrollado por The Common Good Chain, en colaboración con los laboratorios de innovación tecnológica de Naciones Unidas e impulsado por la Asociación Española de Fundaciones, Fundación Lealtad, Fundación Botín (programa Talento Solidario), Bolsa Social, CREAS, Ship2b, UnLtd Spain, Open Value Foundation y B Corp Spain.

Copyright © 2020 Fundación Princesa de Girona
C. Juli Garreta, 1, 1º E   17002 Girona   (Spain)
Tel. 34 972 410 410   info@fpdgi.org